Adiós a Antonio Lozano, un escritor comprometido

Antonio Lozano
© Foto: Carolina Lozano

Ha fallecido en Las Palmas de Gran Canaria el escritor Antonio Lozano, un autor comprometido y muy querido con el que tuvimos la suerte de trabajar en dos títulos juveniles: Me llamo Suleimán, en la colección El Volcán, protagonizado por un joven subsahariano que sueña con vivir en Europa, y Nelson Mandela, una biografía novelada del político sudafricano publicada con motivo del centenario de su nacimiento.

Nacido en Tánger en 1956, estudió Magisterio en Granada y posteriormente se licenció en Traducción e Interpretación. Desde hace unas décadas residía en Agüimes (Gran Canaria), municipio del que fue concejal de Cultura entre 1987 y 2003. Dirigió el Festival del Sur-Encuentro Teatral Tres Continentes durante las veintidós primeras ediciones, y el Festival Internacional de Narración Oral Cuenta con Agüimes. Su primera novela, Harraga, fue elogiada por escritores como Manuel Vázquez Montalbán, Dulce Chacón y Fernando Marías. Ganadora del I Premio Novelpol a la mejor novela negra publicada en España, obtuvo una mención especial del Jurado del Premio Memorial Silverio Cañada 2003 a la mejor primera novela negra, convocado por la Semana Negra de Gijón. Su novela El caso Sankara fue ganadora del I Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona. También ha publicado Preludio para una muerte y Donde mueren los ríos, que fue finalista del I Premio Brigada 21.

Desde hace unos meses, y a pesar de su delicado estado de salud, Antonio se involucró en el proyecto Como tú, que verá la luz a finales de febrero, y en el que se incluye un relato suyo titulado “La libertad de Penélope”. En este breve pero emotivo texto viaja hasta la Ítaca de la Odisea para mostrarnos a una mujer valiente, cansada de mandatos y sumisiones, que decide tomar las riendas de su vida.

Hace un año, con motivo de la publicación de Nelson Mandela, Antonio accedió a responder a nuestro cuestionario, una sección habitual de nuestro blog, en el que nos hablaba de sus comienzos, de sus gustos, de su opiniones sobre literatura y enseñanza… “Me gusta por encima de todo la buena literatura, la que me hace disfrutar y reflexionar, la que me enriquece y me cautiva”. Nos quedan sus palabras y sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*