La Celestina

La Celestina

Nueva edición, con introducción, apéndice y notas de José Antonio Torregrosa Díaz.

Incluye actividades de comprensión lectora.

Ilustraciones de David Guirao.

La Celestina es una de las obras más complejas de toda nuestra literatura clásica. Su éxito inmediato produjo la sucesión ininterrumpida de ediciones y la pronta traducción a otras lenguas a principios del siglo XVI (italiano, alemán, francés). Se ha convertido en una genial aportación de la literatura española a la literatura universal, porque retrata pasiones humanas elementales y no ha perdido nunca actualidad. Al margen del envoltorio lingüístico, al margen de los cambios en lo exterior, al margen incluso de la intención del autor, los seres humanos comprendemos a través de ella lo más íntimo de nuestras debilidades, que son las mismas que hace quinientos años.

El autor

Aunque no se tienen muchos datos de Fernando de Rojas, sí sabemos que nació en la década de 1470 en La Puebla de Montalbán (Toledo), según se nos dice en los versos acrósticos que podemos leer en La Celestina. Probablemente estudió en Salamanca, donde se graduó en Artes y obtuvo su título de Bachiller. Tras la publicación de La Celestina, que enseguida gozó de un enorme éxito y numerosas traducciones a otras lenguas, Rojas se traslada en 1507 a Talavera de la Reina, donde ejercerá su profesión de abogado. Se casó con Leonor Álvarez y tuvo cuatro hijos y tres hijas. Procedía de familia de judíos conversos, y todavía se debate hoy si esa condición social le trajo incomodidades o si, por el contrario, estaba plenamente integrado en la sociedad. Fue en varias ocasiones alcalde mayor (dictaba sentencia en pleitos civiles) en Talavera, ciudad donde murió en 1541, y donde se hallan hoy sus restos, en el claustro de la colegiata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*